Seguramente estás ansioso de probar tus nuevas habilidades como baterista, pero te has dado cuenta que elegir un modelo de batería no es tan fácil como pensabas.

Por eso te preguntas, ¿cuál es la mejor opción: las baterías electrónicas o las baterías acústicas?

Para responder a esta pregunta verás las características físicas de cada una y cómo puedes aprender a tocar este instrumento, en caso de que todavía no lo sepas.

También deseamos enseñarte las diferencias que existen entre las baterías acústicas y las baterías electrónicas (o digitales) y que eches un vistazo a las mejores del mercado. ¡Empecemos!

Baterías acústicas: un diseño del siglo XX

La batería acústica es un instrumento de percusión multicultural y aunque se remonta a muchos siglos atrás, no fue sino hasta principios del siglo XX que se inventó la batería moderna.

Pero veamos de qué accesorios o elementos se compone la batería.
Está compuesta de bombos, una caja que conecta con el parche de resonancia, tom toms, platillos de diferentes tamaños, por ejemplo, el Charles (también llamado Hi-Hats, Charleston, o contratiempos).

Para 1909 se diseñó el pedal para el bombo y facilitó el uso de la batería acústica, su éxito hizo que se comercializara en poco tiempo.
Y algunas baterías incluyen un gong como parte de la decoración del instrumento.

Tampoco podemos olvidar las baquetas, también llamadas mazas o escobillas. Estas varían según el material, tipo, grosor, entre otros.

Cabe destacar, que las baquetas pesadas suelen ser utilizadas para estilos pesados como el Hard Rock y el Rock Metal y las más ligeras para estilos más suaves como el Pop o el Jazz.

Y, por último, las baterías acústicas cuentan con pedales, ya antes mencionados, que permiten formar melodías aún más complejas desde el piso.

Baterías electrónicas: haciendo eco de los avances tecnológicos

La batería electrónica, digital o eléctrica es un instrumento de percusión, que transmite su sonido a través de un sampler o generador de ondas electrónicas que las transforma en ondas sonoras sintetizadas. Se compone de:

Pads con capturadores piezoeléctricos o triggers.

Convertidor trigger-to-MIDI.  El trigger se encarga de convertir las señales a MIDI o, lo que es lo mismo, a un protocolo tecnológico que permite la conexión de varios instrumentos y ordenadores, para comunicar la batería, en este caso, con todo ellos.

Módulo sampler. Es el encargado de producir un sonido a partir de la señal MIDI que ha recibido.
A veces existirán variaciones de estos componentes según la marca y estructura de la batería eléctrica.

Pero, en líneas generales, dispone de varios pads para lograr un mejor efecto sonoro cumpliendo con una función a la par de los pedales de charles y los bombos de la batería acústica.

Por otra parte, cuando el baterista golpea el pad con la baqueta, se originan señales MIDI produciendo el sonido deseado.

Cada pad puede transmitir un sonido diferente según como haya sido configurada la batería eléctrica.

Una gran ventaja que permite tocar variedades de música, tales como jazz, baladas, y rock. Sabiendo que pueden tenerse kits de sonidos según lo necesite el tipo de género musical.

Las primeras baterías electrónicas no daban los efectos sonoros deseados, pero poco a poco fueron corrigiéndose los fallos hasta presentar los primeros kits de sonidos para los mejores bateristas.

Actualmente, los más importantes fabricantes han conseguido que las nuevas baterías electrónicas cuenten con una mejor estructura y calidad en todos los aspectos.

Tal es el caso de los kits de sonidos profesionales para bateristas creados por algunas marcas como Yamaha, por ejemplo, para generar un efecto y experiencia parecidos al de la batería acústica.

Produciendo sonidos con alta calidad sonora, para elegir entre cientos de ellos; sensores que determinan la fuerza aplicada, múltiples triggers, un Charles más equilibrado, múltiples salidas, entre otros.

Diferencias entre la batería acústica y la batería electrónica

¿Batería acústica o batería electrónica? Ya que conocemos un poco más de cada una, veamos algunas de sus diferencias, esto te permitirá elegir la batería que se adapte más a ti.

Empecemos por hablar del volumen. En el caso de las baterías acústicas es una desventaja, ellas no se pueden modular y lo que para ti sería una sesión de práctica para otros serían molestias y mucho ruido.

Los vecinos no se sentirían muy contentos con tu progreso como percusionista, más bien tendrías que insonorizar una sala de tu hogar para las prácticas como baterista o buscar un sitio que te sirva como estudio musical y que no se encuentre cerca de otros a los que puedas molestar.

En el caso de la batería eléctrica se puede regular el sonido o volumen. Incluso lo silenciosas que sean dependerá del pad que tenga; algunos son de malla o caucho lo que reduce el sonido.

Por otro lado, puedes modificar el volumen y colocarte los auriculares, para no molestar a tus vecinos o familiares. ¡Increíble, ¿cierto?!

¿Vives en lo alto de un edificio? Las vibraciones no serán un problema para tus vecinos de abajo. Estas se producen por el pedal del bombo o beater, tan solo debes buscar una batería eléctrica que no lo tenga o utilizar una alfombra absorbente de vibraciones.

Por el contrario, la batería acústica aunque le quites el pedal seguirá siendo muy ruidosa pues son sensibles al golpe.

Pero hablemos ahora de la sensación que te da la batería cuando la tocas. Seguramente sientes que eres dueño del mundo. Pues te cuento que esta vez el punto a favor va para las baterías acústicas.

Aunque las baterías eléctricas se le acercan mucho al sonido original de las baterías comunes jamás podrán igualar el feel, la sensación de la que hablábamos para las acústicas.

Los mejores fabricantes de baterías, como Yamaha y Roland, siguen luchando por conseguir igualar los efectos de sonidos que transmite una batería acústica.

Y, ¿qué hay de la variedad de sonidos? Si deseas mucho estilo y versatilidad en este aspecto, las baterías eléctricas son las reinas ya que permiten ahondar en infinidad de sonidos como parte de kits sonoros.

En este sentido, solo tendrás que configurarla e incluso hay plugins que podrás instalar a tu portátil u ordenador para lograr mayores variedades. Un punto a favor de las baterías digitales.

Otra ventaja de las baterías eléctricas es la capacidad que tienen para conectar con un ordenador y poder grabar y reproducir los sonidos que has estado practicando, tan solo con un cable USB o cables MIDI.

Con las baterías acústicas precisarás de una sala de grabación y de micrófonos.

Y, si ya lo estás pensando, ¿dónde colocar la batería? El espacio que ocupa la batería acústica es mucho más grande que el que necesitarás para una batería eléctrica.

Las baterías electrónicas son de diseño compacto e inclusive suelen ser más fáciles de desarmar. Lo que es ideal para alguien que va a practicar, junto a un grupo de música, fuera de casa.

Y al hablar de calidad-precio existen baterías digitales en el mercado que cuentan con diseños fabricados para principiantes: más básicos y menos caros.

¿Cuál es la mejor marca de baterías eléctricas del mercado?

Si el menor de tus problemas es el dinero y deseas ver, ¿cuáles son las mejores marcas de baterías a tu disposición? ¡Estás en el sitio correcto!

En este apartado te contaré, ¿cuáles son las 3 mejores marcas en baterías electrónicas y sus fabricantes?

Si hay tres marcas que sobresalen en el mundo de las baterías eléctricas o digitales esas son: Roland, Alesis y Yamaha.

Te contaré un poco acerca de cada una:

Roland es la marca que sobresale por sus modelos avanzados. Tienen una amplia gama de características que la hacen la mejor en su estilo.

Además de ofrecer una excelente configuración del sonido, también brindan varios puertos adicionales para ampliar el kit de sonido, salidas balanceadas y no balanceadas, conexiones para pads adicionales, Direct out, y entradas y salidas MIDI.

De igual forma gozan de un excelente aspecto para lucir durante conciertos o prácticas de estudio de grabación. Cuenta también con parches de malla que permiten un sonido silencioso y realista.

Y, por si fuera poco, tienen modelos que combinan la experiencia de una batería acústica con la batería electrónica.

Por otra parte tenemos la marca Alesis, la cual tiene diseños de kits muy sofisticados y funcionales. Sus baterías tienen una larga duración de vida gracias a sus parches de mallas.

Los módulos poseen entradas y salidas MIDI y un puerto USB; también cuenta con pantallas para visualizar la biblioteca de opciones. Asimismo, incluyen controles de volumen y auriculares.

Algunos de sus componentes más sofisticados forman parte de baterías caras y de nivel superior.
Pero si quieres comenzar rutinas de práctica o formar parte de un set de grabación, la línea de baterías Alesis son tu opción.

Yamaha es nuestra tercera elección; una marca reconocida, con baterías modestas y económicas. Yamaha dispone de instrumentos de percusión para un cliente o usuario diferente: estudiantes y/o principiantes.

Son de uso casero y no para profesionales, su diseño es sencillo y compacto, así que no ocupa espacio.

Tiene buena zona y sensibilidad de pads. Uno de sus puntos positivos es la capacidad que tendrás para descargar aplicaciones en tus dispositivos para contar con mayor control de la afinación, cambios de sonidos, entre otros.

Dentro de la gama que posee cada marca podrás encontrar baterías electrónicas portátiles, baterías electrónicas de mesa y pequeñas, así como accesorios para baterías digitales y mejorar así la experiencia de usuario o reemplazar componentes desgastados.

Pero si estás corto de presupuesto te invito a considerar las opciones del siguiente apartado.

¿Cuál es precio de una batería electrónica?

Existen baterías hechas a la medida del bolsillo del usuario, así que podrás encontrar baterías electrónicas a buen precio.

Tal es el caso de la Alesis Nitro Mesh, así como también la Alesis Compact Kit 4, ambas ideales para quienes comienzan a incursionar como bateristas.

Y si lo que deseas es poderte iniciar con una batería barata, pero con aires de batería acústica, tienes a disposición la Yamaha DTX 400k.

En líneas generales, las baterías van desde 400€ a los 2000€. Todo dependerá de los materiales de construcción, los pads, el módulo de sonido y la compenetración que tengan los componentes de la batería.

Por otro lado, la batería que compres tendrá el Hit-Hat, dos platos, caja, bombo, y tres timbales, así como baquetas, auriculares y sillín.

Además, si quieres comenzar por un diseño de batería modesto, a buen precio y de calidad, puedes optar por la marca Alesis, de gama media en algunos de sus modelos, como la Alesis Nitro Mesh Kit.

De igual forma, cuentas con marcas menos reconocidas como las baterías electrónicas de Behringer, las baterías electrónicas de Xdrum, entre otras.

¿Cómo suena una batería eléctrica?

Quienes cuentan con una batería eléctrica saben que no produce un sonido definido, por lo que necesitan de corriente eléctrica para dar el sonido especial que las caracteriza.

Cuando golpeas la batería con las baquetas el sensor piezoeléctrico, trigger o disparador recoge las vibraciones y las transforma en pulsos eléctricos que las envía al módulo y según el pad que utilices se reproducirá un sonido específico.

Dentro de un mismo pad podemos generar variedad de sonidos lo que hace que suene natural. Estos puedes configurarlos para hacer una gran cantidad de kits y personalizar tu set de sonidos.

¿Cómo aprender a tocar la batería?

Para aprender a tocar la batería eléctrica tienes dos caminos tomar clases con un profesor o aprender por ti mismo. Veamos con mayor detalle tus opciones.

Aprender a tocar la batería con un profesor presencial u online

Las ventajas de contratar un profesor particular para darte clases de batería son amplias, podrás:

Aprender la técnica de percusión y las claves para ir perfeccionándote.

Ser corregido una y otra vez. Tu maestro verá tus fallos y te motivará a seguir adelante.

Ahorrarás tiempo, ya que al tener un profesor de batería aprenderás en más rápido.

• Tu maestro se adaptará a tus conocimientos previos, podrá evaluar el movimiento de tus manos, de tus pies y adaptará sus clases a las dificultades que tengas, para darte un ritmo de aprendizaje acorde a tus necesidades.

• Será una buena inversión a futuro si lo que deseas es dar tus propias clases particulares, unirte a un grupo musical o aprender un nuevo arte.

Pero ¿y si no tienes dinero? ¿Qué formas tienes para aprender a tocar batería electrónica o cualquier otro instrumento? Te lo explico en el siguiente apartado.

Aprender a tocar la batería de forma autodidacta

Aprender a tocar la batería por ti mismo implica muchos retos como los siguientes:

• Es un camino largo conseguir el sonido adecuado, pero puedes lograrlo con mucha práctica.

Invertirás más tiempo, ya que será un ensayo y error de todos los días.

Cultivarás cualidades como la paciencia, el autocontrol y la autodisciplina.

• Cuando al fin lo logres sentirás satisfacción por una meta lograda.

No tendrás que invertir dinero en clases.

• Puedes utilizar como herramientas de aprendizaje: libros, tutoriales de YouTube, cursos online, entre otros.

• Deberás imitar una y otra vez a los mejores bateristas hasta lograr los efectos de sonido deseados.

Sin duda estas dos opciones son excelentes, pero deberás evaluar el tiempo en que quieres aprender, tu capacidad monetaria, y tus cualidades de aprendizaje.

Mantenimiento y limpieza de una batería eléctrica

Para darle más años de vida útil y un buen trato a tu batería eléctrica, o acústica incluso, debes utilizar productos que no sean abrasivos.

Y pasar un trapo por encima para eliminar el polvo. Igualmente, debes cuidar que tu batería no haga contacto con el agua para garantizar el cuidado del plástico y el metal.

Siempre que uses la batería cúbrela con una capa o tela protectora y no olvides que si tu instrumento de percusión se encuentra en un lugar con mucha humedad debes secarla constantemente para que las piezas de metal no se oxiden.

Para dar mantenimiento a las roscas y piezas de la batería debes tener presente desajustarlas y volverlas a apretar de nuevo cuando hayas acabado, ya que estas suelen deteriorarse con facilidad, con el traslado de un sitio a otro o para cambiar la ubicación de los pads.

Y, si tu inquietud son los parches de malla, no te preocupes, tienen mucha durabilidad y en caso de dañarse puedes reemplazarlos sin problema.

En conclusión…

Recuerda tener presentes los siguientes detalles:

• Las baterías electrónicas tienen muchos puntos a favor, pero el sonido inigualable solo te lo darán las baterías acústicas. Sin embargo, puedes conseguir baterías que se acerquen mucho al efecto original.

• Al evaluar, ¿con qué tipo de batería te quedarás?, piensa en el ruido o molestias que generarás a tus vecinos, si tienes niños en casa y si estás dispuesto a insonorizar algún sitio de ella.

• Asimismo, debes tener presente el espacio y el desmontaje de la batería que deseas.

• Tienes muchas marcas a tu favor para elegir una batería eléctrica que vaya a tu medida, entre ellas: Yamaha, Roland o Alesis, así como muchas otras.

• Si ya tienes una batería, puedes empezar por hacer prácticas de forma autodidacta y luego pasar al siguiente nivel contratando los servicios de un maestro de batería particular.

Ten presente todos estos puntos importantes, y seguro que tendrás la mejor batería, y muy pronto las mejores habilidades para tocarla.